facebook_pixel

Feminismo hipster o las nuevas amas de casa

Feminismo hipster o las nuevas amas de casa - housework rules!

Hace un par de días surgió un pequeño debate en Facebook a raíz del evento Entretejiendo que se está organizando para las próximas semanas en Madrid. Se trata de un encuentro de tejedoras para mostrar al mundo el trabajo invisible de las mujeres, donde se reunirán para tejer y se darán charlas sobre feminismo y derechos de la mujer.

Feminismo hipster o las nuevas amas de casa - Entretejiendo Madrid

En la organización de este evento colabora Ale de Bichus, que es una chica encantadora dedicada en cuerpo y alma a tejer y a formar a tejedoras amantes del ganchillo y los amigurumis.

Hay a quien le puede parecer una incongruencia pero en el fondo se trata de un evento de carácter reivindicativo. Un chico del Club del Handmade Madrid, Miguel Angel, decía en Facebook que “es como organizar una convención de diabéticos para comer pasteles, o citar a pájaros enjaulados para tratar sobre la libertad.”

Aunque quizá la discusión original iba por otro lado, hablar de este tema me ha hecho reflexionar sobre la nueva situación que está viviendo la sociedad con el auge de las labores del hogar. Muchos pensarán que es un paso atrás o una incoherencia, pero este movimiento (en el que me incluyo) no se trata de volver a vivir como nuestras abuelas, si no más bien de la satisfacción de recuperar algo que se está perdiendo. Es una cuestión de supervivencia, de independencia en el sentido de autosuficiencia y sostenibilidad.

Feminismo hipster o las nuevas amas de casa - Homeward Bound

Han surgido muchos debates acerca de este tema en los últimos tiempos. En Estados Unidos, que como siempre nos llevan años de ventaja, ya se han publicado varios libros al respecto. Entre ellos “Homeward Bound: Why Women Are Embracing the New Domesticity” en el que su autora Emily Matchar dice cosas como que la gente (sin distinción de géneros ni edades) se está dedicando a tejer, a criar pollos en su jardín o a volver a usar los pañales de tela no porque tengan que hacerlo, si no porque quieren hacerlo.

Yo lo veo como una especie de rebeldía contra la sociedad consumista actual, o simplemente un deseo de tener más control sobre nuestra vida y sobre lo que nos rodea. También pienso que volver a hacer en casa cosas como coser, hornear bizcochos o hacer calceta no está reñido con otros aspectos de la vida moderna. Todo es compatible.

¿Vosotros que creéis? ¿Molan las tareas domésticas o no?

Subscríbete ahora y recibe promociones exclusivas

Si quieres estar al tanto de las últimas actualizaciones del blog y recibir en tu correo información sobre nuevos productos, promociones y descuentos apúntate a la lista de correo gratuita.

16 comentarios de “Feminismo hipster o las nuevas amas de casa

  1. Rocio dice:

    Hola Juliana!! a ver no estoy para nada de acuerdo con que sea un atraso para la mujer volver un poco a las labores domesticas, la clave esta en que antes era lo único que podíamos hacer y ese era el problema que nos limitaban la vida a eso.
    Porque una mujer tenia que esta en su casa, ahora tenemos la posibilidad de estudiar, de desarrollarnos fuera de casa y de poder trabajar en cosas de “hombres” sin tener que estar simplemente esperando a casarnos para estar en casa y hacer las labores.
    Me indigna que me digan que por hacer labores como punto ganchillo y cocinar es que soy una abuelilla, a estas alturas podemos elegir lo que queremos hacer y si a mi me gusta hacer punto los viernes por la noche no quiera decir que no sea feminista, no tiene nada que ver una cosa con la otra.
    Asi como tampoco me parece bien que se critique a las mujeres que deciden dejar de trabajar para criar a sus hijos, cada una debe elegir la vida que quiere y hay esta la libertad, el poder elegir y que no hablen de ti por esas elecciones.
    No se es menos feminista por tejer!

    • xianna dice:

      ¡Muchas gracias por tu opinión Rocío! Creo que la clave está en lo que has dicho de que cada uno puede elegir la vida que quiere. Besos guapa!

  2. Lola dice:

    Totalmente de acuerdo con Rocío, el hecho de realizar tareas como coser, tejer o cocinar no implica que estemos retrocediendo, si no todo lo contrario.

    Para mi es súper satisfactorio poder tejerme mis propios guantes, únicos en el mundo, o hacerme unos pantalones con la tela que yo elija y el patrón que mejor me sienta. Además ya estoy harta de consumir cosas que no necesito en tiendas grandes donde sólo se enriquecen unos pocos, ya hace un tiempo que he empezado a consumir lo que necesito en pequeños comercios y a comprar a gente a la que conozco, a la que puedo saludar por la calle. Esto es una vuelta al contacto entre personas, a hacer cosas bonitas y ricas con tus propias manos, no es un retroceso, para nada.

    Por cierto Juliana!! Me ha encantado tu post!! :)

  3. Chita Lou (@chita_lou) dice:

    Hace días que leí la entrada, pero prefería esperar a estar en el ordenador para escribir más rápidamente, porque va para largo lo que tengo que decir.
    Estoy aburrida de que la gente tenga que decir a los demás cómo puede o no puede vivir. Y en especial a las mujeres. Y más en especial cuando son las mismas “otras” mujeres las que lo dicen.
    Porque no nos engañemos, las máximas enemigas del punto, el ganchillo, la máquina de coser y la cocina con amor (no la de supervivencia) son mujeres que se sienten indignadas porque afirman que quien se dedica a tales aficiones o profesiones, no hacen otra cosa que dar un paso atrás.
    En cambio sólo hay que mirar el conflicto con un poco de distancia y darse cuenta de que lo que nos sobra, lo que no queremos (ni querían las que ahora se indignan con nuestros hilos y agujas) es que nadie nos diga lo que tenemos que hacer. No quiero que nadie me imponga nada, en positivo o en negativo, por mi condición de mujer.
    Para aclararnos, no consiento que un hombre me prohíba ir a trabajar fuera de mi casa, luego tampoco permito que una mujer me diga que no puedo coser porque eso es de abuelas y de antiguas. O que me mire por encima del hombro si decido quedarme en casa cuidando a mis hijos en lugar de salir a comerme el mundo desde un despacho de abogados.
    Pues, oiga, tengo 32 años, y soy una mujer del siglo XXI. Si quiero quedarme en casa con mis hijos dándoles la teta, me quedo. Y cuando vea que ya son grandecitos y van al cole y quiero trabajar otra vez, pues trabajo. Y si el trabajo que elijo es coser, pues coso, que a usted le importa un pito y yo no me meto en si su trabajo es o no es válido para hacer de la mujer un hombre de provecho (que es lo que a veces parece que se quiere conseguir. Ya os digo que yo no!)
    Ese pensamiento de que la mujer que se queda en casa (por un tiempo o para siempre) o la que cose, borda o teje, perpetúa los roles tradicionales de la mujer nace de la idea de que esa mujer, la que hace tales cosas, no tiene voluntad ni capacidad de pensamiento o decisión. Y lo hace porque la pobre, es boba.
    Pues no. La que lo hace hoy en día lo hace porque quiere. Y un poco más de respeto, por favor! Que a mí tampoco me parece lo mejor ciertos tipos de estilos de vida, como trabajar 12 horas fuera de casa (hombres y mujeres, ojo), necesitar una interna que cuide a los niños y comer siempre fuera y cenar precocinados, pero no voy insultando a la gente que lo hace, ni dejando caer los oscuros motivos que les lleven a vivir en semejante tren.
    He dicho!
    Y ahora me voy a hornear unos deliciosos panecillos rellenos de queso para mi adorable familia, que se lo merece todo. Le pese a quien le pese ;)

    • xianna dice:

      Hola guapa! Muchas gracias por leer la entrada y por dedicarle un tiempo a dar tu opinión :)

      No lo has podido expresar mejor. Muchas veces somos nosotras mismas (las mujeres) las que nos ponemos la zancadilla ya sea por envidia, frustración o yo qué se! Hay que respetar ante todo y no porque dediquemos nuestro tiempo a las labores del hogar no dejamos de ser mujeres del siglo XXI.

      ¡Qué aprovechen los panecillos! Besos!!

  4. Soraya Misssouri dice:

    por fin, tengo conexión y puedo comentar!
    estoy super cansada de la generación que nos precede que ha hecho que la carrera profesional de las mujeres esté por encima de nuestra vida personal. Hemos tenido que luchar para hacernos valer tanto que ahora ya se nos ha olvidad todo lo personal y maravilloso que nos hace féminas!

    Hoy te cito en mi blog en lo que he decidido llamar ” posts marujos”

    besotes

  5. ParafernaliaBlog dice:

    Totalmente de acuerdo en lo que dices. La libertad es para elegir lo que queremos hacer. Currar 10 horas o decidir quedarte en casa. Aunque por desgracía una parte del movimiento que viene de EEUU esta muy ligado a las amas de casa mormonas, que mucha libertad de elección no es que tengan. Pero bueno…

  6. Danna dice:

    Hola Xiana : Acabo de leer un artículo en el diario de mi país (El Tiempo) el cual titula “las nuevas Hipsters” de Florence Thomas… Y Wow me ha parecido espectacular este movimiento feminismo hipster … Me siento muy identificada con ello… Dado q estoy en un momento de tomar la decisión de volver a la oficina o estar en casa,,, y no puede decir regresar porque la verdad nunca he estado … Bueno ,,, pero me puse a meditar que me ataca a la oficina? El madrugar ? Cumplir horarios? Un grupo de compañeros? Mi jefe? O el dinero? … Y la razón más fuerte claramente fue el dinero… La independencia económica … Y dije voy a buscar trabajar desde casa o teletrabajo como se llama en mi país … Y amigas en esas estoy evaluando opciones para trabajar desde la comodidad de mi casa… Sin jefes gruñones y exigencia de horarios ni de lugar… Vamos a ver como me adapto a este nuevo reto en mi vida q quiero afrontar… Un abrazo a todas y desde ahora me uno a este movimiento “Hipster”…

    • xianna dice:

      Hola Danna! Cuanto me alegro de que te hayas sentido identificada con el post :) Decidas lo que decidas hacer finalmente espero que te vaya muy bien. Es una decisión dificil y es verdad que el dinero es importante para vivir. Pero trabajar desde casa es una gran suerte y es bueno que te des la oportunidad de intentarlo. Un abrazo.

  7. Danna dice:

    Hola amigas : de ante manó mil disculpas por el error de digitacion en mi comentario anterior pero la palabra correcta es “atar” o “amarrar” a mi pregunta ” que me ata o amarrar en la oficina” … Gracias por la comprensión … Un abrazo para todas …

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos aceptas nuestra política de cookies.
Más información